viernes, 4 de mayo de 2012

Apacible B56

Me canso del jazz inquieto y pongo algo del jazz tradicional: Louis Armstrong ¿acaso algo más clásico que el viejo Armstrong? Un jazz alegre que acompaña sin cuestionar. Sin obligarnos a la interrogación necesaria y primigenia ¿de dónde vengo? ¿a dónde voy? Y ¡¿qué carajos hago yo en este lugar?!
Sólo estar, alegremente, al ritmo de la trompeta de Louis y de un tal Johny St. Cyr en contrabajo.
video

Afuera, los chicos escuchan Maná y La Banda de Carlitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada